Segadoras suspendidas

Volver

Las segadoras suspendidas Kverneland están diseñadas para proporcionar una alta calidad de corte con un trabajo suave, silencioso y un mantenimiento reducido al mínimo. Con anchos de trabajo que van de los 1,60 a los 3,20m son máquinas perfectas para quienes buscan segadoras compactas y de mínima demanda de potencia. 

Equipadas con la barra de corte Kverneland, con discos redondos con dos cuchillas por disco, que permite mantener un alto ritmo de trabajo sin perjuicio de la calidad del mismo, incluso en las condiciones más adversas. La flexibilidad de la suspensión permite una adaptación perfecta al contorno del terreno.